Imagen Noticia Continental Elite

Te decimos porqué debes revisar la banda de distribución de tu auto

01 de diciembre de 2015 - San Luis Potosí, S.L.P.

Imagen Compartir en Facebook Compartir Google Plus Continental Noticia Compartir Twitter Continental Noticia

Uno de los servicios de mantenimiento más importantes a realizarse en un auto después de sus primeros 60 000 kilómetros es el de la banda de distribución; usualmente su desgaste se manifiesta con un ruido agudo que podríamos describir como un “rechinido”, al momento de encender el vehículo o al realizar cambios de aceleración. Si algo así le sucede a tu auto es momento de que revises la banda de distribución, ya que las consecuencias de hacer caso omiso de los signos que manifiesta tu auto, pueden representar un duro golpe para tu bolsillo.

La banda de distribución es un “cinturón” de goma, el cual está reforzado con cables de fibra y es el dispositivo que se encarga del funcionamiento sincronizado del motor. Cuando el propulsor se enciende, ésta se mueve constantemente de manera continua para mantener programado el cigüeñal y él árbol de levas.

Esto es realmente importante pues el cigüeñal convierte la energía lineal de los pistones, los cuales se mueven de arriba a abajo, en energía rotatoria que eventualmente hace girar las ruedas del auto. El árbol de levas abre y cierra las válvulas del motor para permitir que tanto el aire como el combustible salgan y entren al motor. La banda de distribución enlaza a los dos en armonía. Sin ella, los pistones y válvulas colisionarían.

Cuando la banda de distribución cede, no es suficiente con cambiar únicamente el kit de distribución sino que se requiere un examen más a profundidad del motor, puesto que cuando esto sucede deja de haber sincronización con el motor, los pistones percuten y las válvulas se inmovilizan. Esto supone, como mínimo, la sustitución de las válvulas, o de los accionadores de las válvulas, del árbol de levas, o de la culata.

Por lo tanto es importante cuidar los periodos de tiempo para cambiarla; para la mayoría de los motores la banda de distribución debe ser cambiada cada cuatro años o lo equivalente a 96 000 Km (60 000 millas), mientras que en autos más nuevos cada 160 000 kilómetros (100 000 millas), sin embargo esto no es una regla general y lo ideal es que revises el manual de usuario de tu automóvil.