Imagen Noticia Continental Elite

Ford Europa desarrolla traje que emula la experiencia de manejar bajo el efecto de algunas drogas

01 de diciembre de 2015 - San Luis Potosí, S.L.P.

Imagen Compartir en Facebook Compartir Google Plus Continental Noticia Compartir Twitter Continental Noticia

La división de Ford en Europa ha diseñado un traje experimental que simula la sensación de manejar bajo la influencia de algunas drogas. Obviamente con un propósito didáctico y de reflexión.

Se dice que este traje prototipo puede simular algunos de los efectos de drogas de uso común como la marihuana, cocaína, heroína y éxtasis o MDMA. Ford desarrolló el traje en asociación con The Meyer-Hentschel Institute de Alemania y es una continuación del proyecto de un traje que emula los efectos de alcohol presentado el año pasado.

El traje funciona con un sistema de pesos y vendajes que se aplican en las muñecas, cuello, codos, tobillos y rodillas para hacer más lento y restrictivo el movimiento, así como afectar el balance. El dispositivo incluye un juego de audífonos que reproducen sonidos de fondo, un par de lentes que distorsionan el campo visual provocando lo que se conoce como “visión de túnel” y hasta un generador de movimiento que causa que las manos tiemblen.

Gundolf Meyer-Hentschel, CEO de The Meyer-Hentschel Institute, afirma: “Sabemos que algunas drogas causan que las manos tiemblen, así que incorporamos este dispositivo para lograrlo, las personas que usan drogas pueden ver a veces luces brillantes en su campo de visión, un efecto emulado por nuestros lentes especiales, mientras que nuestros audífonos emiten sonidos imaginarios. Adicionalmente los lentes especiales distorsionan la percepción y producen sensaciones visuales coloridas, que es uno de los efectos del uso de LSD”

De acuerdo a los últimos datos de la National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA), alrededor del 18 por ciento de las muertes relacionadas con vehículos automotores en los Estados Unidos están vinculadas al uso de drogas y alcohol. En una encuesta llevada a cabo por esta dependencia norteamericana, se encontró que el 22 por ciento de los conductores que participaron habían dado positivo por uso de drogas ilegales o con prescripción al momento de conducir.