Imagen Noticia Continental Elite

Renault planea el regreso a México del emblemático “zapatito”

01 de diciembre de 2015 - San Luis Potosí, S.L.P.

Imagen Compartir en Facebook Compartir Google Plus Continental Noticia Compartir Twitter Continental Noticia

El afamado “zapatito”, que tuvo gran popularidad en las décadas de los 70 y 80 en nuestro país, podría volver a ver la luz en el mercado mexicano debido a que la armadora francesa Renault, buscaría reintroducirlo con el fin de aumentar su participación en ese segmento. Hablamos del clásico R5.

Ismael Vargas, director de ventas de Renault en México, aseguró que la marca, “viene muy fuerte con nuevos modelos y planea introducir unidades para crecer en su volumen de ventas con un modelo que se estima rondará los 150 mil pesos”. Con la introducción de este modelo, cuyo nombre se reservó, la armadora pretende aumentar su participación en el mercado mexicano, que actualmente se ubica en alrededor del 2 por ciento.

El ejecutivo confía en que este nuevo modelo tendrá buena acogida en el país, puesto que está seguro de que los mexicanos aún recuerdan las virtudes del popular “zapatito”; “Estamos viendo un modelo muy accesible para el mercado mexicano y aunque su introducción se está tratando de acelerar para el siguiente año, lo más probable es que llegue hasta 2017”, agregó.

Vargas aseguró que todo lanzamiento en el mercado mexicano debe contar con un trabajo previo de ingeniería y seguridad, así como de mercado, labor que se lleva algunos meses y por tanto sería apresurado esperar el lanzamiento de este auto en 2016; aun así señaló que el producto será “un vehículo accesible (que) nos va a ayudar a hacer mucho volumen. Ahorita los vehículos que están moviendo mucho el volumen son las unidades de menos de 140 mil o 150 mil pesos.

Vargas confía en que muchos mexicanos estarán a la expectativa del lanzamiento de este vehículo, pues aunque en la actualidad hay muchos modelos que compiten en el segmento de los subcompactos, la apuesta de Renault es apelar a un nombre emblemático y a la nostalgia que provoca un auto, que ayudó a consolidar un segmento que en aquellos años no parecía tener tanta importancia. Los tiempos han cambiado, así como las necesidades de consumo de los mexicanos, pero pareciera que hoy es el tiempo propicio para el regreso del “zapatito”.